viernes, 15 de agosto de 2008

El dispositivo del juicio final

En 1950 el científico húngaro Leo Szilard propuso por primera vez la idea de la bomba de cobalto, el "dispositivo del juicio final" (Doomsday), capaz de destruir toda la vida sobre la superficie de la Tierra. La idea era una bomba de hidrógeno capaz de transmutar un elemento como el cobalto en el isótopo radioactivo Cobalto-60, con una vida media de 5,27 años, 320 veces más potente que el radio, y que una vez liberado en la atmósfera seria capaz por inhalación de condenar a muerte a cualquier ser vivo. Los cálculos a finales de 1950 eran que podía fabricarse este dispositivo con un peso de unas dos veces y media el peso del acorazado Missouri.

Por cierto que este dispositivo fue una de las bases argumentales de la película de Stanley Kubrick, Dr. Strangelove.

(Vía Dr Strangelove and the real Doomsday machine)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada